Lugar_

Dentro de una casa de principios de siglo, Puebla 109 combina un restaurante, un bar y un club privado para miembros. En su interior convergen el arte y el diseño, dentro de espacios que se adaptan a necesidades cambiantes a lo largo del día.

El trabajo de Marcela Lugo y Arturo Dib, quienes desarrollaron el concepto e interiorismo para Puebla 109, se caracteriza por sus diseños a temporales, el uso de materiales en su estado natural, colores neutros y una cuidadosa selección de arte. Para este proyecto, rescataron elementos originales de la casa como ventanales, escaleras y molduras. Sin embargo, debido al mal estado en el que se encontraba, surgió la necesidad de hacer una reestructuración. Esto permitió mantener ciertos elementos aparentes, como columnas y algunos muros de ladrillo, relajando así un poco el estilo en el interior.

El mobiliario fue diseñado exclusivamente para el proyecto, utilizando piel al natural, terrazo y madera con patrones geométricos.

Cada nivel de la casa tiene una identidad propia. En el primer piso se encuentra un bar con ambiente intimo, en el segundo, un salón que convive con la cocina abierta y una sala con chimenea. El último nivel esta conformado por 3 salones privados y cada uno exhibe intervenciones de distintos artistas: Marcos Castro, Lucía Oceguera, Juan Caloca y Luis Alberú.

Cocina_

El tipo de cocina es mediterránea con productos mexicanos de temporada, con un menú creado por el Chef Eduardo García. El concepto proviene de una cocina simple y deliciosa, utilizando ingredientes frescos y de alta calidad, con combinaciones de sabores que van desde lo clásico y bien ejecutado hasta lo creativo.

“La inspiración para los platillos proviene del proyecto en sí: todo es producto de la imaginación, relacionando detalles de la decoración, el espacio y la atmósfera con los alimentos.”

El chef recomienda para compartir, los calamares fritos, el ratatouille o el ceviche de pescado; como plato fuerte el short rib o el spaghetti con almejas, y de postre la tarta de pera

Bar_

Los cocteles de Puebla 109 están inspirados en ingredientes mexicanos. Su elaboración utiliza tendencias y técnicas de todo el mundo (como cocteles ahumados, añejados y tallado de hielo) y las mermeladas, los jarabes, los jugos y los shrubs (vinagres de frutas), son todos hechos en casa. Contamos también con una extensa lista de Gin & Tonic que utilizan ginebras y tónicas premium.

David Mora, mixólogo de Puebla 109, recomienda:

Umeboshi | Mermelada casera de ciruela con pera, ginebra Bombay, licor de ciruela japonesa, sake, eneldo fresco y jugo de arándano.

Soconu | Ron blanco mezclado con vinagre de tuna verde y hierbabuena, Aperol y un top de agua mineral.

Smoky Margarita | Margarita a base de tequila blanco, Cointreau y maracuyá natural ahumada con eucalipto, escarchada con sal de mole.